Firmas Soluciones al cambio clímatico: 17356

Come sano

La alimentación es una herramienta clave para mejorar la salud, el medio ambiente y el bolsillo, aquí te damos tres consejos a seguir:

1)    Compra frutas y verduras de temporada, si son de mercados locales y procedentes de agricultura ecológica, mejor que mejor.

¿Por qué?
El consumir frutas y verduras de temporada es una forma de alimentarse sana, nutritiva, variada y equilibrada, además es más barata.
El consumo de productos locales, supone importantes ahorros de agua y energía, ya que se evitan transportes innecesarios.
Etiquetas como la de Agricultura Ecológica, garantizan que se han seguido criterios ambientales y sociales en los procesos de producción.
Ver: Calendario de frutas y verduras

2)    Come menos carne

¿Por qué?
La producción de carne a gran escala para consumo humano, es perjudicial para el medio ambiente, debido a la deforestación necesaria para sembrar los alimentos que consumen estos animales, la cantidad de fertilizantes usados para sembrar los mismos, el agua que usan y el metano que emiten entre otros factores.
En las granjas industriales los animales se alimentan con piensos de baja calidad y se les suministra antibiótico de forma indiscriminada. Además, en muchos casos, los animales son tratados de forma cruel.
La ganadería ecológica, utiliza técnicas para producir alimentos con el menor coste ambiental y sanitario posible.
Dato curioso: Dos acres y medio de tierra son suficiente para alimentar a 20 vegetarianos o a 1 consumidor de carne. Además comer menos carne, es más saludable y económico.

3)    Evita productos: envasados individualmente, enlatados y que contengan transgénicos.

¿Por qué?
Los productos envasados son más caros, contribuyen a consumir más recursos y generar más basura.
Compra a granel o tamaños grandes. Los enlatados además contienen gran cantidad de conservantes y aditivos.
Los transgénicos que llegaron con la promesa de erradicar el hambre en el mundo, en el fondo han demostrado que:
- Son una herramienta de las corporaciones multinacionales para controlar la agricultura y la alimentación.
- Están produciendo gran pérdida de biodiversidad de especies cultivadas tradicionalmente
- Aumentan considerablemente el uso de agroquímicos.
- Los riesgos sanitarios a largo plazo de los transgénicos presentes en nuestra alimentación, o en la de los animales cuyos productos consumimos, no han sido evaluados seriamente y su alcance sigue siendo desconocido.


En resumen, consumir lo que el cuerpo necesita de una manera sana y equilibrada, ayuda a frenar el calentamiento global pues es menos la cantidad de productos que se tiene que fabricar, procesar y transportar. Además te sentirás más ágil y saludable.
Y por supuesto no tirar nada de comida, hay que planificar bien la compra semanal o mensual. Un último consejo, no hacer la compra con el estomago vacío, se comprará más de lo que se necesita.
 
Más en esta categoría: Consumo responsable »

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la Política de cookies
Acepto

POLÍTICA DE COOKIES

Una cookie es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

En este sitio web se utilizan las siguientes cookies que se detallan a continuación:

    cookies estrictamente necesarias para la prestación de determinados servicios solicitados expresamente por el usuario: si se desactivan estas cookies, no podrá recibir correctamente nuestros contenidos y servicios; y
    cookies analíticas, para conocer ciertos aspectos relacionados con las visitas a nuestra web, como origen, búsquedas, tiempo que permanecen en el sitio, páginas más visitadas, etc. No se incluye información personal, simplemente datos estadísticos de uso del sitio que nos permiten mejorarlo.

 
DESACTIVACIÓN DE COOKIES

El usuario podrá -en cualquier momento- elegir qué cookies quiere que funcionen en este sitio web mediante la configuración del navegador:

    Chrome, desde http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647
    Explorer, desde http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9
    Firefox, desde http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we
    Safari, desde http://support.apple.com/kb/ph5042