Firmas Soluciones al cambio clímatico: 17356
¿Qué es el Fracking?

¿Qué es el Fracking? (1)

Introducción al fracking, historia, funcionamiento, consecuencias, plataformas antifracking...

Qué es el Fracking, un poquito de historia y situación actual

Fracking es un término anglosajón para referirse a la técnica de extracción de gas natural o petróleo del subsuelo a grandes profundidades, también se le llama fractura hidráulica.

Consiste en la extracción de gas natural no convencional (gas de pizarra o de esquistos) mediante la fracturación de la roca madre. La extracción de éstos gases es difícil puesto que se encuentra atrapado en estratos o capas de pizarra a mucha profundidad (de 400 a 5000 metros). Dado que la pizarra tiene una permeabilidad muy baja, el gas está distribuido en pequeños poros o burbujas, muchas veces microscópicas, no conectadas entre sí, lo que hace necesario romper las capas de pizarra para conseguir reunir el gas y que fluya hacia la superficie para ser recogido.

Para ello se deben abrir pozos por los que se  inyecta agua, arena y aditivos químicos a presión en el terreno con el objetivo de facilitar la salida del gas natural hacia el exterior. La mayor parte de los  productos químicos inyectados se quedan en el terreno y otros se liberan a la atmósfera con la extracción del gas natural. Esto provoca una contaminación del subsuelo, de los acuíferos, de la atmósfera y en general del medio ambiente. La fracturación hidráulica consume unas enormes cantidades de agua que deben ser llevadas hasta la boca del pozo.

Fue usada por primera vez en los Estados Unidos cuando en el año 2002 se combina, por primera vez, el uso de agua tratada con aditivos.[1] Allí está siendo ámpliamente utilizada desde que la administración Bush le dió vía libre, liberándola de cumplir con las normativas de protección medioambietal. Como ejemplo se puede mencionar el informe de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EEUU donde se asocia el fracking con la contaminación de las aguas subterráneas en el estado de Wyoming.

Hasta 2010, se calcula que se han realizado 2,5 millones de fracturas hidráulicas en todo el mundo.

En Europa no existe una regulación específica sobre la técnica del fracking, pero países como Francia, Holanda, Luxemburgo o la República Checa lo han prohibido en su territorio. Otros países como Alemania donde inicialmente se concedieron licencias de explotación, han dado marcha atrás decretando una moratoria que finalmente ha terminado con la prohibición del fracking en zonas cercanas a acuíferos y pozos de agua y están obligando a las compañías explotadoras a realizar exhaustivos estudios de impacto ambiental antes de conceder ningún permiso más. Otro ejemplo europeo es Austria donde se ha regulado el fracking con unas condiciones que garantizan un impacto ambiental muy limitado y esto ha hecho que no sea económicamente viable y las empresas no lo estén explotando. Si embargo las protestas se han sucedido en lugares sobre los que planeaban planes de perforación como Zurawlow (Polonia), Balcombe y Barton Moss (RU) o Pungesti (Rumanía) con duras represiones policiales.

Un informe del Parlamento Europeo (elaborado por la comisión de Medio Ambiente, Salud Pública, y Seguridad Alimentaria) menciona además de los riesgos de la contaminación de los suelos y de los acuíferos, la emisión de contaminantes a la atmósfera, las fugas de líquidos de fracturación, la utilización de más de 600 productos químicos y el riesgo sismico que se puede producir al realizar desplazamientos de materiales en el subsuelo. Recomienda su regulación y que se hagan públicos los componentes que se emplean en los pozos de perforación, entre otras cosas.

Pero la presión de los Estados miembro más favorables al desarrollo de esta actividad, como el Reino Unido o Polonia, han logrado convencer al presidente de las Comisión Europea, Joao Manuel Durán Barroso, de que poner trabas regulatorias a las empresas espantaría la inversión. Consecuentemente la Comisión anunció apenas unas medidas orientativas que carecen de toda efectividad al no ser de obligado cumplimiento.

La Comisión europea ignora así el resultado de la consulta pública que realizó en 2013, donde el 64% de los europeos se mostraron contrarios a las explotación de los gases no convencionales y un 20% opinión que solo debería explotarse bajo una estricta regulación. Este movimiento deja el camino abierto para los tratados de libre comercio entre la UE y EEUU y Canadá, donde se favorece a las grandes empresas en detrimento de la sociedad europea. Todo parece indicar que estas negociaciones darán vía libre a proyectos de fracking y establecerán un marco aún más favorable a las empresas gasísticas americanas.

Otro elemento importante en el proceso es la revisión de la Directiva de Evaluación de Impacto ambiental. Mientras el Parlamento europeo logró en otoño de 2013 introducir unas enmiendas exigentes para obligar a someter a este procedimiento a todos los proyectos de fracking, el Consejo europeo ha forzado la exclusión de las más importantes en otra vuelta de tuerca para debilitar la regulación.

En España no hay ninguna normativa nacional que regule el fracking, y el Gobierno ha rechazado prohibirlo a nivel estatal, son las comunidades autónomas las que están publicando sus propias regulaciones. 

Aquí encontrarás un listado detallado de permisos de “investigación de hidrocarburos” extraída del BOE, ordenados por fecha del BOE de más reciente a más antiguo: http://frackingno.wordpress.com/permisos-en-espana/ Si buscas algún permiso en concreto y no lo encuentras también puedes buscarlo en el mapa oficial de permisos y concesiones de hidrocarburos del Ministerio Industria, Energía y Turismo, aquí tienes el mapa de 2013

La ley Cántabra contra el fracking fue la primera aprobada sobre esta materia en el Estado. Tras Cantábria, otras comunidades como Navarra, La Rioja, Catalunya han legislando en contra de esta técnica. Mientras que el Ministerio de industria y comunidades autónomas como el País Vasco, Castilla y León, Aragón y Navarra se están concediendo permisos de investigación, pese a la disconformidad de diversas organizaciones y a la falta de estudios de impacto ambiental específicos que determinen el impacto exacto de esta técnica en las aguas subterráneas y en el medio ambiente.[2] 

En la actualidad el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso de inconstitucionalidad contra la ley aprobada, por unanimidad, el pasado 8 de abril por la que el Parlamento de Cantábria prohibía el fracking o fractura hidráulica para la extracción de gas no convencional en su territorio. Esta decisión del Tribunal deja en suspenso la ley Cántabra hasta que dictamine qué Administración, autonómica o estatal, tiene la competencia en esta materia. Si el resto de comunidades que han legislado en contra siguen el mismo camino emprendido por el Gobierno de España, estas leyes, reflejo de la voluntad popular, podrían quedar en papel mojado

 

 

 

¿Cómo funciona la fractura hidráulca?

 

 Para extraer el gas atrapado en la roca se utiliza una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta 5km en vertical hasta la capa de pizarra A esta perforación se le pone un tubo de acero, con un recubrimiento de cemento para proteger los acuíferos de los aditivos químicos que posteriormente se utilizan. Una vez se alcanza la pizarra se realiza una perforación horizontal, a través de la propia capa de pizarra. Esta perforación horizontal tiene, como media, un kilómetro y medio, aunque puede llegar hasta los 3 km.

 Una vez se ha realizado la perforación se utilizan explosivos para provocar pequeñas fracturas. Después, se inyectan, por etapas, miles de toneladas de agua a muy alta presión, mezclados con arena (98%) y una cocktel de hasta 600 productos químicos  (2%) a gran presión. Esto hace que la roca se fracture y el gas se libera y asciende a la superficie a través del pozo. El proceso se repite a lo largo de la veta de roca rica en gas. Parte de la mezcla inyectada vuelve a la superficie (entre un 15 y un 85 %).

 El pozo se fractura a lo largo de entre 8 y 12 etapas, con lo cual el conducto sufre unos cambios de presión muy grandes con el consiguiente peligro de quiebra del revestimiento de cemento. Entre los aditivos químicos utilizados se encuentran benzenos, xilenos ó cianuros, hasta llegar a unas 500 sustancias químicas, muchas de ellas cancerígenas, mutagénas, y con otras propiedades altamente preocupantes. El fluido de retorno también trae a la superficie otras sustancias que pueden contener las capas de pizarra. Es muy común que estas rocas contengan sustancias muy peligrosas, tales como metales pesados (mercurio, plomo…), radón, radio o uranio, y otros elementos radiactivos que llegan a la superficie.

 Cada plataforma puede acceder únicamente a una pequeña área del yacimiento que se pretende explotar, por lo que es común que se dispongan múltiples plataformas sobre el mismo, y que se requiera una superficie lo suficientemente grande como para permitir el despliege y el almacenje de toda la infraestructura y químicos necesarios.

 

Consecuencias de su uso

 

 Antes de detallarlas comentar que las experiencias obtenidas en los Estados Unidos muestran numerosos accidentes que pueden dañar el medio ambiente y la salud humana. Entre un 1 y un 2 % de los permisos de perforación violan las obligaciones legales. Muchos de estos accidentes se deben a una manipulación incorrecta del equipo o a fugas de éste. Por otra parte, cerca de los pozos de gas se ha registrado contaminación de aguas subterráneas con metano[1], así como con cloruro de potasio, que provoca la salinización del agua potable.

 Consecuencias

 Atmósfera: Las investigaciones de Anthony Ingraffea, ingeniero geólogo experto en fracking y profesor de la Universidad de Cornell (Nueva York) han demostrado que las emisiones de metano a la atmósfera cuando se realizan extracciones mediante fracking son entre un 40 y un 60% superiores a las de las explotaciones de hidrocarburos convencionales. La fracturación de pozos también emite dióxido de carbono a la atmósfera.

 Clima: No todos los científicos están de acuerdo en que los gases no convencionales (como el gas de esquisto y el metano procedente de yacimientos de carbón) reduzcan de manera significativa la totalidad de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a otros combustibles fósiles convencionales (por ejemplo, el carbón).

 Energía: La explotación del gas de esquisto y de metano procedente de yacimientos de carbón socava las iniciativas a favor del ahorro energético, la transición hacia energías renovables y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

 Agua: La fractura hidráulica consiste en bombear bajo tierra grandes cantidades de agua dulce, son necesarios 19 millones de litros de agua para fracturar un solo pozo, de los cuales 280.000 litros son de productos químicos contaminantes, como ácido sulfúrico, antioxidantes, etanoles, etc  por lo que gran parte de la cual resulta contaminada, irrecuperable, o ambas cosas. Por ello conlleva un alto riesgo de contaminar las aguas superficiales y subterráneas (incluida el agua potable) con las sustancias químicas tóxicas utilizadas en los fluidos de fracturación, y de aumentar en dichas aguas la concentración de metano y materiales peligrosos y radioactivos que se encuentran de forma natural en el subsuelo.Además dado que las operaciones de fractura hidráulica requieren grandes cantidades de agua dulce, este proceso creará importantes presiones sociales y ambientales al menos a nivel local y regional, y en particular en las regiones que sufren escasez de agua.

 Suelo: Se pueden producir derrames, por fallas en las tuberías o errores humanos,  de los fluidos de fractura concentrados durante su transporte y mezcla con agua,; también se pueden dar desbordes o filtraciones debidas a una capacidad de almacenaje limitada, errores humanos, ingreso de agua de lluvia en las balsas o inundaciones, o por una costrucción defectuosa de los pozos, 

 Ruido: La explotación del gas de esquisto genera contaminación acústica procedente de los equipos y de los vehículos, la cual afecta a los residentes de la zona, al ganado y a la vida silvestre.

 Empleo: Los expertos en la materia señalan que el empleo creado con el desarrollo de esta nueva técnica se perdería en el sector de las energías renovables, creando así empleos temporales (cuando el pozo está fracturado se abandona) y basados en una economía del petróleo y gas. Según cálculos del Consejo Superior del Colegios de Ingenieros de Minas, los recursos de gas no convencional en España que se podrían obtener con la técnica del fracking sería igual al consumo de 39 años. En cambio, con el desarrollo en profundidad de las energías renovables se podrían obtener recursos energéticos ilimitados, sin fecha de caducidad, sin deterioro del medio ambiente y generando riqueza y empleos permanentes para el país.

 

[1] «Investigation of Ground Contamination near Pavillion, Wyoming (EPA, diciembre de 2011)» (en inglés).

 

Plataformas Antifracking en España

Plataforma Anti-Fracking Comarques de Castelló No Fracking en Valles Pasiegos
Nafarroako Fracking ez ***Plataforma***Navarra Antifracking Plataforma Asturina Anti-fracking
No al Fracking en Cantabria Plataforma Andaluza Libre de Fracking
Plataforma Aturem el Fracking Catalunya La Plataforma Fracking NO Guadalajara
Plataforma Fracking EZ Araba Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha contra la fractura hidráulica
Plataforma Anti-fracking Campos de Hellín Plataforma Ciudadana Teruel Sin Fractura
Plataforma fracking NO de La Rioja La Cuenca del Segura libre de Fracking Plataforma ciudadana.
No Fracking Ribagorza Zaragoza sin Fractura
Asamblea contra la Fractura Hidráulica del Bajo Gállego Plataforma Antifracking Alto Jalón
No Fracking Sobrarbe Teruel sin Fractura
Huesca sin Fractura  

 

En blog de Ecologistas en Acción es una de las mejores referéncias para estar al día a nivel internacional por su red de voluntarias traductoras  

http://fractura-hidraulica.blogspot.com.es/

 

Ahora os dejamos algunos vídeos sobre el tema dónde podréis ampliar vuestros conocimientos, además en nuestra videoteca encontraréis el documental GassLad que, situada en Estados Unidos, narra los efectos secundarios que tiene la aplicación de ésta técnica

 

 

Para Todos La 2 - Debate - El Fracking

Repor - Hasta la última gota

 Video "La sombra del Fracking" 

Documental español realizado por Dani Amo y Rosa Martínez, cuenta como el fracking está llegando al país sin que las administraciones informen claramente de los permisos que están concediendo y sin que la población sea consciente de los riesgos que supone esta técnica.
Además de recoger las evidencias de contaminación y terremotos que la fractura hidráulica ha provocado en Estados Unidos y otros países, La sombra del fracking advierte de los peligros para la salud humana con una entrevista a Nacho Santidrián, cirujano oncológico del Hospital de Cruces. Muestra lo miserable que se puede llegar a ser vendiendo la tierra y a sus habitantes por un asqueroso puñado de dinero... esperemos que esta atrocidad sea detenida a tiempo y no llegue a nuestros países latinoamericanos.

 

                                                                                                                                                                                                              

The sky is pink (El cielo es rosa) 

Documental que representa la continuación de Gasland y la contestación de su director, Jon Fox, a las críticas del documental Gasland (el cual encontraréis en nuestra videoteca) 

Las lecciones que podemos extraer de este vídeo son simples: Los cementados de los pozos pueden fallar y con el tiempo fallan. Los productos químicos se pueden filtrar a los acuíferos. Los documentos de la industria lo prueban. Los pozos también pueden causar migraciones de gas natural a los acuíferos. Dice Fox: "No hay perforaciones seguras y ellos lo saben"

 

   

La guerra del Fracking 

Documental de Pino Solanas sobre la explotación de petróleo no convencional con la técnica denominada Fracking.

A través de un viaje hacia el yacimiento Vaca Muerta, en Neuquén, Argentina, con el especialista Félix Herrero y la investigadora Maristella Svampa, se recogen reveladores testimonios de los pobladores y técnicos sobre los efectos contaminantes del nuevo proceso de explotación de petróleo y gas no convencional.

 

   

Vídeo de una Plataforma contra el Fracking de Cantabria

 

 

Vídeo "No al Fracking en las comarcas de Castellón" de Ecologistas en Acción