Firmas Soluciones al cambio clímatico: 17356

AMA se adhiere a la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético

AMA se adhiere a la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético
18 Abril
2013
AMA se adhiere a la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (Px1NME) a nivel estatal y participa en la creación de la Plataforma Valenciana por un NME.
 
Medio ambiente, soberanía energética y empleo.

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ha nacido del encuentro de dos ideas:
 

Primera: que ya es posible la transición hacia un sistema energético limpio y sostenible.
Segunda: que nada va a cambiar si la sociedad civil no empuja.

La Plataforma quiere demostrar que ha llegado el momento del cambio, y movilizar a la sociedad para que sea posible.
Puedes unirte a nosotr@s, tanto como persona u organización. Únete¡¡

¿EN QUÉ CONSISTE EL NUEVO MODELO ENERGÉTICO?

El nuevo modelo energético se construye sobre cuatro pilares esenciales:

•    Ahorro: No existe mejor gestión de la energía que aquella que persigue eliminar todo consumo innecesario. En el NME, el kW hora no consumido debe ser siempre la primera opción, por delante sin duda del consumo limpio y renovable. Desde el Código Técnico de la Edificación, a los programas de rehabilitación residencial, pasando por los planes de movilidad y el transporte de mercancías, todas las necesidades de los ciudadanos y el funcionamiento de la economía deben construirse desde la perspectiva de la lucha contra el despilfarro energético, es decir, con criterios de ahorro y eficiencia energética.

•     Renovables:
Las tecnologías renovables son las que utilizan materias primas energéticas autóctonas, que se regeneran y que no emiten (o lo hacen de forma mínima o neutral) contaminantes a la atmósfera. Estas formas de obtener energía deben desplazar lo antes posible, pero de forma planificada (de acuerdo con criterios ambientales, económicos y sociales), a las tecnologías sucias y peligrosas. La penetración de las mismas debe ser paulatina y creciente para maximizar el aprovechamiento de la curva de aprendizaje y, de este modo, intensificar la inversión en nuevas plantas de generación limpia cuando los costes sean menores, al tiempo que se desmantelan de forma ordenada las centrales convencionales.

•    Eficiencia: Como complemento necesario al ahorro y a la difusión de las renovables es necesario transitar hacia un modelo en el que se aproveche al máximo la energía imprescindible. Esto no tiene por qué significar una merma en el bienestar de los consumidores, sino, en todo caso, un pequeño reajuste en los hábitos de consumo y un despliegue de dispositivos y tecnologías complementarias que optimicen automáticamente el mejor uso posible de la energía en cada momento. Este nuevo paradigma apunta hacia las redes inteligentes, pero también a la definición de estructuras dinámicas de precios o al recurso a sistemas de acumulación para gestionar los picos de demanda.

•    Soberanía: La mayor parte de las tecnologías renovables permite una distribución descentralizada. Por ello sería un error reproducir con renovables el modelo centralizado y oligopolístico que caracteriza al sistema energético actual. Esto supone favorecer, en la medida de lo posible, la soberanía individual a través del autoconsumo (mediante paneles solares fotovoltaicos y térmicos, calderas de biomasa, sistemas geotérmicos, turbinas minieólicas, etc.), pero también la preferencia por plantas renovables de tamaño medio vinculadas al consumo local. Se trata de devolver al ciudadano, al menos desde el punto de vista energético, cierto control sobre su vida.
Visto 75778 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Noviembre 2013 19:02

Artículos relacionados (por etiqueta)